Life on the Chickahominy
Making a Difference with Día de la Bahía

Haciendo la Diferencia en el Día de la Bahía

 
Click here for the English translation of the following blog post.

Oscar Contreras
Oscar Contreras y su familia.

Entre los miles de voluntarios que se reunieron para Clean the Bay Day en Virginia, este año contamos con un gran acto de presencia de la comunidad hispana. De hecho, por primera vez a esta tradición se le conoce como Día de la Bahía. Como cada año por 28 años consecutivos, los voluntarios se reunieron para limpiar basura tirada en las playas y parques con ríos y arroyos que llegan a la Bahía de Chesapeake.

Oscar Contreras llevó a sus hijos a Pocahontas State Park, donde desde una canoa buscaron remover basura. “En la historia humana los lugares perfectos para comenzar una civilización siempre han sido alrededor de los ríos y lugares hermosos. Estos ríos se desembocan en la Bahía, llevan agua, pero lamentablemente también llevan la basura. Eso afecta a la bahía y al medio ambiente,” dice Contreras en su programa de radio enfoque a la comunidad en Radio Poder WBTK.

Marvin C (pink shirt) and Friends
De derecho a izquierda: Marvin C., Juan Ortiz y Ricardo O.

Este año en la campaña de limpieza masiva contamos con dos sitios bilingües: Ancarrow's Landing y Pocahontas State Park. En total más de 50 voluntarios de la comunidad hispana del área de Richmond asistieron a ayudar. La gran mayoría vinieron de Sacred Heart Center en Richmond.

Era un sábado muy temprano en la mañana y con mucho calor. Pero a los voluntarios presentes les motivaron diferentes cosas, desde cuidar el medio ambiente y los animales, crear más conciencia, sentir orgullo después de ayudar y aportar positivamente a la comunidad.

Dania Hernández estaba impresionada por la cantidad de basura que encontró en Ancarrow’s Landing.  “Es mucha basura. Es lamentable como las personas pueden destruir el medio ambiente,” dice Hernández. Pero espera que está haciendo la diferencia. “La gente que está aquí pescando, nos ve que estamos recogiendo basura, y espero que con esto estamos creando conciencia que no la tiren y que recojan la basura que tengan consigo.”

Karina Murcia and her mother Dania Hernandez
Karina Murcia y su mamá Dania Hernández.

Muchos llegaron con toda la familia, recogiendo botellas, plástico, hilo de pesca, ropa, aluminio, y hasta desechos de construcción.

Karina Murcia tiene nueve años de edad y estaba feliz de poder ayudar ese día. “Me gusta lo que estamos haciendo, es muy importante para mí,” dice Karina. “Los animales necesitan vivir, si comen cosas malas para ellos se pueden morir.” 

Alicia tiene apenas trece años y sabe perfectamente por que vino a ayudar. “Estamos limpiando porque eventualmente cuando llueva la basura va a llegar al río, y así llega a los peces, la temporada de pesca viene y nos vamos a comer esa basura,” dice Alicia. “La lluvia y la erosión harán que esa basura llegue al agua y será peligroso.”

Los voluntarios se sentían muy bien al final de la campaña de limpieza, como Marvin Cáceres originario de Honduras. “Nos sentimos orgullosos porque nos damos cuenta que estamos salvando la naturaleza," según Cáceres. “Es la primera vez que hago esto, no estaba familiarizado con la Fundación Chesapeake Bay ni con el programa. Pero me gusta mucho porque podemos enseñar a nuestros hijos y ellos van a empezar una tradición. Invito a todos a salvar la Bahía, brother!”

—Ana Martínez

6a00d8341bfb5353ef01b8d1f50267970c
 

 

 

Comments

Feed You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

The comments to this entry are closed.